8 Tips para Contratar una hipoteca

hipoteca

26 Oct 8 Tips para Contratar una hipoteca

Si has llegado hasta este post es porque posiblemente te estés planteando una de las decisiones más importantes de tu vida. Comprar tu propia casa. ¿Por qué nos tardamos tanto en tomar esta decisión si tanta ilusión nos hace? Fácil. Estamos hartos de escuchar a familiares, vecinos o amigos de un amigo a los que contratar la hipoteca de su casa les ha supuesto más disgustos que alegrías.

La economía en España, en 2017, se ha estabilizado algo más por lo que eso permite que sea menos complicado conseguir un hipoteca y aunque la situación del Euribor actualmente sigue estando en zona negativa,  hace que las hipotecas a tipo variable se abaraten y presione a la baja las tipo fijo.

Aún así es necesario que antes de que te sientes a negociar con tu banco, prestes atención a esta serie de consejos para contratar la hipoteca de tu futura vivienda y vaya todo sobre ruedas:

  1. Infórmate antes de cerrar el acuerdo. Es importante que te informes bien sobre los avales que exigen los bancos, sus condiciones o concesiones por retrasos de pagos para que tú mismo puedas ver las ventajas y desventajas que ofrece cada uno y puedas usarlo para clarificar tus dudas o incluso para negociar con ellos.
  2. ¿Plazos largos o cortos? Obviamente una hipoteca a largo plazo suena, a priori, mucho más apetecible que una a corto plazo. Pero debes ser consciente de que la situación laboral en tu familia puede que no sea siempre estable y, por tanto, varíen las formas de pago. Aconsejamos que tratéis de acortar los plazos tanto como podáis.
  3. Presta atención a las condiciones. Siempre será el banco quien ponga las condiciones pero nadie dice que no puedas negociar los términos de la hipoteca.
  4. Estudia exhaustivamente el préstamo con ayuda de un abogado. Puede ser también un experto de la inmobiliaria pero en cualquier caso necesitarás a alguien que esté acostumbrado a tratar estos temas diariamente y que te pueda advertir de las cláusulas que puedan ser abusivas y que por tanto puedan ser ilegales.
  5. Desembolsa un 20%. Sí, esta es la parte más dura de asimilar. Puede que tengas muchas ganas de comprarte ese piso de ensueño en el centro de tu ciudad, pero si no tienes al menos el 20% del precio para desembolsar te aconsejamos que busques otro. Muchos bancos te aconsejarán que pidas un 80% del valor de la tasación para que te quedes con ellos pero eso lo único que provocará es que, a la larga, tengas una mayor carga hipotecaria.
  6. Pregunta por Periodos iniciales de Carencia de Pagos. Si ves que puede que lo vayas a necesitar, es conveniente que antes de dejar de pagar por tu cuenta preguntes al banco por este tipo de periodos donde se pueden aplazar algunos pagos.
  7. Mantén un colchón en tu cuenta corriente. Tener siempre una base que contenga un porcentaje del valor de tu inmueble te permitirá evitar muchos disgustos.
  8. Renegocia. ¿Sabías que todos los hipotecados tienen derecho a renegociar su contrato inmobiliario? El banco deberá de aceptar esta negociación siempre que todos los miembros de la familia carezcan de rentas que provengan de un empleo y cuando la cuota hipotecaria sea mayor del 60% de los ingresos netos que obtenga el conjunto de la familia.

¿Tienes alguna experiencia con tu hipoteca (tanto buena como mala) que pueda servir a nuestros lectores? Escríbela en los comentarios y ayudémonos entre todos.

Share
1Comment
  • Raúl
    Posted at 13:52h, 30 octubre Responder

    Consejos útiles para quien se esté planteando contratar una hipoteca. No los olvides si vas a por una.

Post A Comment