Puede tu mascota tener la entrada prohibida a una Comunidad de Vecinos

mascota en la Comunidad de Vecinos

20 Nov Puede tu mascota tener la entrada prohibida a una Comunidad de Vecinos

Supongamos que te encuentras con un cachorro abandonado y decides quedártelo. Seguramente te entre la duda de si puedas mantenerlo en tu comunidad de propietarios o de si alguno de tus vecinos tenga algún problema porque tengas una mascota dentro de tu propiedad. Hoy vamos a darte unos consejos para que puedas evitar esta clase de problemas.

Digamos de antemano que la presencia de todo tipo de mascotas puede generar conflictos entre los vecinos. Bien por los olores, ruidos o su mera presencia en zonas comunes. Siempre que se respete esto, no debería surgir ningún problema. Eso sí, siempre puedes encontrarte con algún vecino que insista en denunciarte al menor problema, lo que hará que estés constantemente en alerta y te reste tranquilidad.

¿Existe una ley que prohiba a mi perro entrar en la Comunidad?

Según la Ley de Propiedad Horizontal recoge todo lo relacionado con las normas de convivencia en una comunidad y permite a los ayuntamientos limitar el número de mascotas en una casa. Por ejemplo, si tenías ya tres perros y acaba de llegar uno nuevo, deberás de de declarar tu casa como “núcleo zoológico”. ¿Qué significa esto? Que tu hogar deberá de pasar por una inspección para comprobar que cumple con las condiciones higiénico-sanitarias.

Además, si en la propia comunidad existe ya una norma que prohiba la entrada de mascotas en el edificio tu mascota no podrá entrar. Esta norma podrá revisarse a través de una votación de todos los propietarios de la comunidad.

¿Cómo puedo saber si mi mascota genera malestar en mi comunidad?

Lo primero que deberías hacer sería consultar con el Presidente las normas que haya acerca de la posesión de mascotas en la Comunidad. Puede que exijan la documentación necesaria, la identificación del animal o sobre todo que se vigile cualquier tipo de actividad molesta, insalubre, peligrosa e ilícita en el domicilio y en zonas comunes.

¿Qué ocurre si, tras haberme enterado de las normas, las incumplo?

Demos por supuesto que tú eres un vecino ejemplar y cumples con la normativa pero decides, “sólo por una noche”, sacar a tu perro a pasear sin correa, o no impedir que ensucie alguna zona común y no hacerte responsable de ella. El presidente de la Comunidad podrá enviarte una notificación en forma de burofax para que estés avisado de no volver a hacerlo.
Si por un supuesto caso, eres un vecino que incumple la normativa habitualmente y ya has recibido el burofax del Presidente, la junta de Propietarios podrá iniciar acciones judiciales contra ti.

Vivo de Alquiler en un piso, ¿Es la misma situación?

La persona que viva en la propiedad podrá tener una mascota siempre que esté aprobado por el propietario y haya constado en el contrato de alquiler. De igual modo, el propietario podrá prohibir la entrada de mascotas a su propiedad siempre que haya sido constatado en el contrato de alquiler.

¿Cuáles son las causas por las que los vecinos de la Comunidad suelen quejarse de las mascotas?

  1. El Bozal. Este tema suele generar bastante debate. Para algunos, sólo deberían de llevar bozal aquellos perros que superaran un determinado número de Kilos y que fueran de una raza potencialmente peligrosa. Para otros, debería regularse el que todos los perros lo llevaran cuando estén en una vía pública. En cualquier caso, nosotros recomendamos consultar con el Presidente de la Comunidad para ver cuales son las normas respecto a las mascotas en dicha Comunidad.
  2. Excrementos de perros. Cómo hemos comentado anteriormente, el dueño del perro deberá de vigilar cualquier actividad molesta, insalubre o nociva hacia la comunidad. Por tanto, el dueño deberá de evitar que el perro defeque en dentro de la Comunidad, y si lo hace, deberá hacerse responsable de recogerlo y limpiarlo.
  3. Ruidos. Supongamos que el perro que acabas de adoptar no para de ladrar cada noche por culpa de la inadaptación al nuevo entorno. Este suele ser un motivo de queja bastante frecuente por parte de los vecinos colindantes.
  4. Zonas Comunes. Puede que a ti te encante pasear con tu perro por el jardín de la Comunidad pero puede que en ese momento haya algún vecino con fobia o alergia a tu mascota.
  5. Ascensor. Similar al caso anterior. Si cuando se abran las puertas del ascensor, te encuentras a un vecino haciendo uso de él y notas que este se incomoda (bien por fobia o por alergia) con la presencia de tu mascota, lo mejor será que esperes a usarlo.
Share
4 Comments
  • Paula
    Posted at 11:18h, 21 noviembre Responder

    Para los que tenemos animales estes post es perfecto.!!! Gracias

  • Chema
    Posted at 18:31h, 22 noviembre Responder

    Deberíamos ver que consideramos mascota, mi suegra, mi hermano, el vecino del 5. Piso. Desde luego mi gato es mi compañero de piso y no mascota: y por supuesto, ni grita, ni deja la puerta del ascensor abierta, ni fuma en zonas comunes, etc etc

  • ruben
    Posted at 17:21h, 29 noviembre Responder

    Buen artículo, aunque no está de más que los propietarios de animales se lean la normativa municipal en lo referente al tema, ya que casi todo el mundo incumple ésta en algún momento.

  • Raúl
    Posted at 17:46h, 31 enero Responder

    Esclarecedor en muchas cosas. Siempre hay que tener en cuenta el entorno y que el dueño de la mascota no está sólo en el mundo.

Post A Comment