Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Razones para instalar un desfibrilador en nuestra comunidad de propietarios

Nadie sabe cuándo se va a producir una emergencia médica, en especial cuando un corazón va a detenerse. Esperamos que esto no ocurra, pero, por desgracia es una realidad, que si estamos cerca lo mejor es poder estar preparados y tener cerca las mejores herramientas posibles.

Por ello, es importante que se cuente con las mayores garantías para la supervivencia del paciente. Las administraciones públicas ya se han puesto las pilas en este asunto, cada vez son más los lugares públicos obligados a considerarse espacios cardio protegidos y aparecen nuevas ayudas como la aplicación Ariadna, encargada de ayudarnos a encontrar el desfibrilador más cercano.

Grupo GTG junto a Jose Silva correduría de seguros han apostado por un proyecto que está enfocado en instalar desfibriladores en comunidades de propietarios, de este modo se pretende ampliar el mapa de desfibriladores a nivel nacional porque instalar un desfibrilador en una comunidad de propietarios puede salvar muchas vidas.

Por desgracia, los datos arrojados por la Federación Española del Corazón sitúan a más del 75% de los casos de las paradas cardio respiratorias ocurren en los hogares españoles.

Por norma general, en nuestras viviendas es el lugar donde nos sentimos más protegidos y, en relación a este tema, donde somos más vulnerables. Para corregir este problema existen empresas, como Vecinos Con Corazón, encargadas de instalar desfibriladores en las comunidades de propietarios. Existen numerosos beneficios por los cuales instalar desfibriladores en las comunidades de propietarios.

Reducir la mortalidad

Según la SEC (Sociedad Española de Cardiología), en España se producen unas 30.000 paradas cardio respiratorias en el entorno comunitario, lo que se traduce en 82 paradas al día en zonas no controladas. Cuando se da un paro cardio respiratorio cada minuto que pasa el paciente sin ser atendido, su probabilidad de supervivencia se reduce en un 10% aproximadamente. Pedir a tiempo un desfibrilador puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, la desfibrilación en los 3–5 primeros minutos del colapso puede producir tasas de supervivencia tan altas como 50–70 %.

Ahorro de tiempo

Como se ha comentado anteriormente, más del 75% de las paradas cardio respiratorias se producen en entornos no controlados y el tiempo de respuesta es vital para la supervivencia del paciente. Contar con un desfibrilador en las comunidades de propietarios reduce enormemente el tiempo de respuesta ante estas situaciones. Por un lado, no se ha de esperar a que llegue la ambulancia y el equipo médico para empezar a desfibrilar. Por otro lado, cuando se instalan estos aparatos se recibe formación especializada en su uso y en técnicas de reanimación cardio respiratoria, lo que se traduce en la atención del paciente por parte de algún vecino optimizando el tiempo hasta que llega la ambulancia y el equipo médico.

Fácil utilización

La industria del cine y el entretenimiento nos hace pensar que el uso de los desfibriladores es algo únicamente al alcance de los médicos. Gracias a los avances tecnológicos esto no es así y existen desfibriladores seguros de fácil utilización. Los DESA y DEA, Desfibrilador Externo Semi Automático y Desfibrilador Externo Automático, estos desfibriladores incluyen instrucciones visuales y comandos de voz que guían al usuario a lo largo de la asistencia al paciente.

Mejora la responsabilidad social

Contar con un espacio cardio protegido en una comunidad de propietarios protege la vida de los que allí viven. Promueve que los lazos entre los individuos de una misma comunidad de propietarios se estrechen. Esto, primordialmente por el hecho de que tú podrías salvarle la vida a otra persona en cualquier emergencia, si cuentas con la formación necesaria o viceversa.

¿Qué necesitamos para instalar un desfibrilador en nuestra comunidad de propietarios?

La normativa varia según la comunidad autónoma en la que nos encontremos, por lo tanto también varia el mantenimiento necesario.

En caso de que en una comunidad de propietarios se apruebe su instalación, se considerará como elemento comunitario, sufragándose el coste con los fondos comunitarios o como establezca la comunidad de propietarios en cada caso.

Son dispositivos que hay que mantener y cuidar. No basta con tenerlos instalados, ya que verificar periódicamente su correcto estado de conservación y funcionamiento puede ser de vital importancia en caso de que surja una emergencia cardiaca.

instalar un desfibrilador en una comunidad de propietarios

Algunos de los requisitos que deben cumplirse serían estos:

  • El desfibrilador instalado en nuestra comunidad de propietarios debe estar homologado y certificado.
  • El desfibrilador debe estar en un lugar accesible para su posible uso.
  • Debe ser reconocible y estar correctamente identificado con la cartelería correspondiente.
  • La instalación debe estar de acuerdo con la normativa que haya vigente para cada comunidad autónoma.
  • Debe formarse a empleados o a un grupo de vecinos para que sepan cómo se debe utilizar en caso de que fuese necesario.
  • El equipo debe estar en condiciones óptimas, deben cambiarse por ejemplo las baterías, los electrodos.

Leave a comment

0.0/5

es_ESSpanish